La OCU pide que la psicoterapia sea el tratamiento de elección para la ansiedad y depresión

 

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha realizado un estudio sobre la atención que reciben en España las personas afectadas de depresión menor y ansiedad. Tras entrevistar en profundidad a pacientes, especialistas en salud mental, médicos de atención primaria y gerentes de centros especializados, la principal conclusión es que en la mayoría de tratamientos se recurre a la medicación y se prescriben ansiolíticos y antidepresivos en demasiadas ocasiones, a pesar de que el tratamiento de elección para la ansiedad y la depresión debería ser la psicoterapia.

Diferentes estudios señalan que entre un 20% y un 25% de los ciudadanos sufre o sufrirá a lo largo de su vida algún tipo de problema psicológico. En la mayor parte de los casos, se tratará de un problema relacionado con el estado de ánimo. Sin embargo, en salud mental, la terapia psicológica no es una alternativa generalizada y se ofrece a pocos pacientes. Quienes llegan a ser atendidos por un psicólogo, sufren una lista de espera de entre 2 y 4 meses, habiendo tambiéngrandes diferencias en la atención que se presta en los distintos centros. Pese a todo, los pacientes que reciben psicoterapia se muestran más satisfechos.

 

La OCU advierte que en muchas ocasiones el retraso hasta llegar al diagnóstico definitivo provoca tanto una pérdida de tiempo y recursos como un tratamiento inadecuado, además de tener un gran impacto personal y social en los afectados.

 

Además de proponer la psicoterapia como tratamiento de elección para la depresión y ansiedad, la OCU considera necesario concienciar a los pacientes sobre el uso responsable del sistema sanitario y comprender que cualquier dificultad vital no tiene que ser solucionada médicamente. Por otra parte, la OCU considera de vital importancia promover entre los profesionales (médicos y especialistas en salud mental) una administración responsable de los fármacos, ajena a las presiones de los pacientes, la industria farmacológica o la falta de tiempo.

 

Según la OCU, la atención de la ansiedad y la depresión menor debe ir en la línea que marca la Organización Mundial de la Salud, siguiendo las evidencias científicas actuales: la psicoterapia es más efectiva y los fármacos deben administrarse solo para los casos en que han demostrado su utilidad.

 

Fuente: OCU