¿Cuando acudir al psicólogo?

 

Todas las personas nos encontramos en algún momento de nuestra vida  desorientadas, insatisfechas en algún área de nuestras vidas o sufrimos algún tipo de problema o malestar psicológico, pero muchas veces dudamos si sería adecuado acudir un psicólogo. A muchas personas les cuesta dar el primer paso y reconocer que necesitan ayuda o llamar al psicólogo para pedir una primera cita.

Lo cierto es que no existe una forma exacta de determinar en qué casos es necesario acudir a un psicólogo, puesto que cada persona y cada caso es diferente. En general, podemos proponer algunos ejemplos en los que recomendamos acudir a un psicólogo:

  • Cuando el miedo o los temores limitan la calidad de vida de forma generalizada.
  • Cuando no somos capaces de superar una pérdida o suceso traumático.
  • Cuando existe un malestar emocional que se mantiene en el tiempo (o tiende a empeorar con éste).
  • Cuando los problemas psicológicos o emocionales interfieren en nuestro día a día o nuestros objetivos a medio y largo plazo.
  • Cuando por más que intentamos solucionar un problema por nosotros mismos, no lo conseguimos. 
  • Cuando existen obsesiones persistentes que dificultan el día a día.
  • Cuando existen problemas recurrentes en la relación de pareja.
  • Cuando nuestro hijo/a presenta dificultades y no sabemos de qué forma ayudarlo.
  • Cuando hay una dependencia de sustancias o actividades como el juego,  etc.
  • Cuando existen trastornos de la alimentación.
  • Cuando existen problemas del sueño.
  • Cuando percibimos un estrés o un estado de ansiedad que se alarga en el tiempo al que no sabemos cómo enfrentarnos.

Si todavía tienes dudas no te preocupes, es normal. Acudir al psicólogo no siempre es una decisión fácil.

 

Por si sirve de ayuda, en el siguiente enlace te explicamos cómo trabajamos en nuestra consulta de psicología para aclarar algunas dudas frecuentes sobre lo que cabe esperar en la primera consulta con el psicólogo y la forma en que podemos ayudarte: ¿Cómo trabajamos?